miércoles, 30 de marzo de 2011

TEORÍA DE LA DISONANCIA COGNITIVA



En la base de varias teorías cognitivas está la proposición de que las personas se esfuerzan por que haya una consistencia entre sus elementos cognitivos, es decir; sus actitudes, creencias, valores y opiniones (Festinger, 1957; Heider, 1958, Osgood y Tannanbaum, 1955). Según estas teorías las personas tienen una tendencia a mantener la máxima consistencia entre sus cogniciones y esto incide en su conducta. Cada vez que una cognición se contradice con otra provoca una inconsistencia que produce una sensación de malestar: Frente a este malestar, la persona se esfuerza en eliminar o al menos reducir la base de esta inconsistencia. De acuerdo con cada una de estas teorías, los seres humanos disponen de los recursos para cambiar estos estados tan incómodos.

La teoría de la disonancia cognitiva de Leon Festinger se basa en un supuesto razonable: a las personas no les gusta la inconsistencia por lo que se esfuerzan para que sus pensamientos sean consistentes no sólo con otros pensamientos sino también con su conducta. Cuando las cogniciones de una persona son inconsistentes entre sí o cuando su cognición no es consistente con su conducta entonces se activa un estado de disonancia. Sencillamente es desagradable tener creencias contradictorias o creer una cosa y hacer otra.

Ante un estado de disonancia, la teoría de la disonancia cognitiva predice que el individuo tomará uno de cuatro caminos para resolver la disonancia:


1. Cambiar su creencia original
2. Cambiar su conducta
3. Cambiar algún aspecto de su entorno
4. Añadir nuevos elementos cognitivos



Situaciones disonantes:

Las personas están expuestas muchas veces a información que es disonante con sus creencias y valores y participan a veces en conductas disonantes con sus valores y creencias. En la literatura socio- psicológica se han estudiados a fondo cuatro situaciones disonantes:


1. La Elección:

A menudo las personas tienen que elegir entre dos alternativas, dos citas, dos pisos, dos trabajos. En algunas situaciones la elección entre alternativas es fácil porque las ventajas de una alternativa sobrepasan ampliamente las ventajas de otra alternativa. En otros casos esta elección no resulta fácil porque ambas alternativas parecen tener sus ventajas y desventajas.


2. Justificación insuficiente:

La justificación insuficiente aborda la manera en la que las personas explican las conductas que realizan sin que tener justificación suficiente para hacerlas. Las personas podrían, por ejemplo, preguntarse por qué han hecho una donación a una caridad o por qué se han parado a recoger basura por la calle.


3. Justificación de esfuerzo:

Los rituales de iniciación de algunas fraternidades, equipos deportivos y otros grupos muchas veces exigen una gran cantidad de esfuerzo que después se ha de justificar. Siguiendo la lógica de la justificación insuficiente, las personas que realizan conductas extremas tienen que desarrollar actitudes extremas para justificar tales conductas.


4. Información nueva:

Otra situación disonante es la exposición a informaciones que contradicen las cogniciones propias ya establecidas.


Fuente: Lic. M.Teresa Rúa

------------


Disonancia cognitiva I


Disonancia cognitiva II. Experimentos y consecuencias. Decidamos nuestros cambios.
 














.