viernes, 10 de diciembre de 2010

GUÍA SOBRE EL MANEJO DE LA ENURESIS NOCTURNA EN NIÑOS Y ADOLESCENTES


El pasado mes de octubre de 2010, el NICE (National Institute for Clinical Excellence) ha hecho pública una nueva guía sobre el manejo de la enuresis nocturna, titulada Nocturnal Enuresis: The Management of Bedwetting in Children and Young People. Esta Guía se ha elaborado con el objetivo de ofrecer las mejores recomendaciones avaladas por la evidencia científica disponible sobre la evaluación y al manejo de este problema en niños y adolescentes, concretamente se centra en la enuresis nocturna de carácter involuntario independientemente de la frecuencia con la que aparezcan los episodios de enuresis o de sus características patofisiológicas. 


Principalmente, la Guía está destinada a todos aquellos profesionales de la salud que están implicados en el tratamiento de la enuresis nocturna, pero también al propio afectado, así como a sus familiares y allegados, puesto que, además de la versión completa y abreviada de la Guía sobre Enuresis Nocturna, también se ha elaborado una versión de información para pacientes y las personas más cercanas a ellos.

Las recomendaciones acerca de las intervenciones de primera elección para el manejo de la enuresis nocturna se han dividido en franjas de edad, porque ésta es una capacidad que se adquiere a través del aprendizaje pero también a medida que se produce el desarrollo madurativo del niño. Así, se ha dedicado un espacio a consejos específicos para niños menores de 5 años, otro referido a las recomendaciones de intervención en niños entre los 5 y los 7 años de edad, y otro para la intervención en niños y adolescentes con enuresis nocturna con edades comprendidas entre los 7 y los 19 años. Los contenidos que recoge esta Guía aparecen en la tabla siguiente:

Guía para el Manejo de la Enuresis Nocturna

1. Recomendaciones.

2. Introducción.

3. Metodología.

4. Impacto de la enuresis nocturna en los niños y adolescentes y en sus familias.

5. Toma de decisiones informada en niños y adolescentes con enuresis.

6. Evaluación de niños con enuresis.

7. Manejo de la enuresis basado en pautas para la restricción de líquidos y de la dieta.

8. Manejo de la enuresis basado en pautas para instaurar un patrón regular de despertarse y levantarse al baño durante la noche.

9. Manejo de la enuresis basado en el entrenamiento en vejiga llena y ejercicios para fortalecer el control de la retención.

10. Pautas para la elección del mejor tratamiento de la enuresis.

11. Manejo de la enuresis basado en el programa entrenamiento en cama seca.

12. El uso de los sistemas de alarma en el manejo de la enuresis.

13. El fármaco de la demopresina para el manejo de la enuresis.

14. Medicación anticolinérgica para el manejo de la enuresis nocturna.

15. Medicación tricíclica para el manejo de la enuresis.

16. Pautas para la toma de decisiones en relación a la dosis farmacológica en el manejo de la enuresis.

17. Tratamiento para los niños que no responden al tratamiento inicial con demopresina y/o los sistemas de alarma en el manejo de la enuresis.

18. Tratamiento para los niños con historia de enuresis nocturna recurrente tras anteriores intervenciones exitosas.

19. Tratamientos psicológicos en el manejo de la enuresis nocturna.

20. Información e intervenciones psicoeducativas en el manejo de la enuresis nocturna.

21. Tratamientos alternativos en el manejo de la enuresis.

22. Manejo de la enuresis en niños menores de cinco años.

23. Apoyo y seguimiento en niños con enuresis nocturna.

24. Red meta-análisis.  

La Guía destaca la importancia de que los profesionales de la salud implicados en el tratamiento de la enuresis nocturna han de propiciar que sea el propio afectado (niño o adolescente) y su familia quienes tomen una decisión informada sobre la intervención que desean seguir.

La Guía para el Manejo de la Enuresis Nocturna, fundamentándose en la evidencia empírica disponible en cuanto a su eficacia, recomienda que sean los tratamientos de corte psicológico los de primera elección y, sólo cuando éstos no han logrado los objetivos necesarios, se recomienda el tratamiento farmacológico. Así, la Guía establece el siguiente orden para la elección de los tratamientos eficaces en el control de la enuresis nocturna:

1º. Aplicación de pautas para la restricción de la ingesta de líquidos y determinados alimentos, en combinación con el desarrollo de un hábito de despertarse e ir al baño por la noche a intervalos regulares y un sistema de economía de fichas o de refuerzos para la consolidación de dichos nuevos hábitos más saludables.

2º. Cuando dichas pautas y el sistema de economía de fichas o de reforzamiento no es suficiente, la Guía recomienda la aplicación de la intervención basada en el programa de entrenamiento en cama seca utilizando sistemas de alarma como el conocido "pipí stop", por ejemplo.

3º. En caso de no lograrse controlar la enuresis de este modo, la Guía recomienda tratamiento farmacológico, solo o en combinación con el programa de entrenamiento en cama seca con sistema de alarma.

La relevancia de esta alteración, no sólo radica en su elevada prevalencia (aproximadamente afecta al 8%, si bien es cierto que esta incidencia va reduciéndose con la edad), sino, sobre todo, por el impacto que tiene en todas las áreas vitales de la persona afectada (conductual, emocional y social) y en sus padres o cuidadores.

Referencia:
National Clinical Guideline Centre. (2010). Nocturnal enuresis: The management of bedwetting in children and young people. London: National Clinical Guideline Centre. Disponible enhttp://guidance.nice.org.uk/CG111.


Fuente: Infocopline




.